Aunque es bastante frecuente confundirlo con la figura del albacea, dado que algunas funciones suelen confundirse, el cargo de contador-partidor  se encuentra regulada en los artículos 1056 y siguientes del Código Civil, estableciendo su función esencial la de dividir el caudal hereditario, siendo esta función:

  • Personal, no siendo posible delegar la función, siendo únicamente posible ser auxiliado por juristas. Sólo podrá delegar esta responsabilidad si el testado lo reflejara expresamente.
  • Voluntario, pudiendo ser aceptado o rechazado con absoluta libertad.
  • No retribuido, salvo que el testado indicara una retribución por dicho cargo. (Artículo 908 CC).
  • Temporalidad, estableciendo el artículo 910 CC las causas de extinción, que serán entre otras:
    • La muerte
    • La imposibilidad de llevara a cabo la función
    • La renuncia o la remoción
    • La finalización del mandato

El cargo de contador partidor deberá nombrarse por el testador (partidor testamentario) o nombrado por un Secretario Judicial o un Notario en caso de solicitarlo al menos la mitad de los herederos (contador partidor dativo).

Si deseas, puedes consultar tu caso sin ningún compromiso a través de nuestro formulario de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *