Si has recibido una factura de tu contrato de suministro telefónico con la que no estás conforme puedes presentar reclamación, tanto si esa factura ha sido pagada o no, en un plazo de un mes desde su emisión. El operador tomará nota de la reclamación y está obligado a facilitarte un número de referencia para que el abonado pueda hacer un seguimiento de la incidencia.

En el plazo de un mes el operador debe resolver, pudiendo ocurrir dos situaciones:

  • Si la resolución te es favorable, el operador te abonará la cantidad que se hubiera facturado indebidamente.
  • Si la resolución del operador no es favorable o transcurre un mes desde que haya reclamado sin obtener respuesta, puedes presentar tu reclamación bien ante las Juntas Arbitrales de Consumo, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información o bien ante los Tribunales Ordinarios de Justicia.

Si deseas, puedes consultar tu caso con RINCÓN ABOGADOS sin ningún compromiso  a través de nuestro formulario de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *