Una de las principales causas de discrepancias en la interpretación de contratos de arrendamiento de vivienda es quién está obligado al pago de las reparaciones de los desperfectos y averías que se producen en ésta.

Con carácter previo es importante recomendar que la vivienda se entregue en perfecto estado en el momento de arrendamiento, así como todos los bienes muebles incluidos con ésta. En caso que dicha entrega no se efectúe en el mejor estado posible, es recomendable que dicho estado quede reflejado en el clausurado del contrato.

Después es normal que dichas averías se produzcan con seguridad, encontrando su regulación en el artículo 21 de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Dicho precepto establece la obligación del arrendador de atender todas las reparaciones que sean necesarias en la vivienda, excepto aquellas en las que el deterioro o daño le sea imputable a él o a quienes con él conviven, también debe atender las pequeñas reparaciones.

Estas “pequeñas reparaciones” han sido reiteradamente resueltas por los tribunales, limitadas por la necesidad de conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, como señala la ley, puesto que nunca van a estar totalmente de acuerdo el casero y el inquilino respecto a esas condiciones de habitabilidad, será el juez quien determine si la reparación que solicita el inquilino es necesaria o no.

Si deseas, puedes consultar tu caso sin ningún compromiso a través de nuestro formulario de contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s