Saltar al contenido

Divorcios y Separaciones

Si considera que su matrimonio no funciona y ha decidido poner fin a esa unión, a partir de este momento comenzará un procedimiento delicado en el que se tendrán que realizar algunos trámites.

Nuestros abogados matrimonialistas de Jaén recomiendan siempre que sea posible el divorcio de mutuo acuerdo, lo cual es beneficioso tanto para la pareja además de ser más ágil y menos costoso; reduce considerablemente el número de asuntos litigiosas que puede generar. En estos divorcios la pareja llega a una serie de acuerdos, dialogando y sin conflictos, aunque en muchas ocasiones igualmente se requiere la ayuda de abogados profesionales para estar bien asesorados.

Todas las medidas que acuerden los dos miembros de la pareja quedarán recogidas en un documento, se trata del convenio regulador con el que se irá ante un juez para que éste vea que existe voluntad y acuerdo por parte de la pareja. El juez lo ratificará y dictará sentencia, a partir de ese momento ya estarán legalmente divorciados.

Si desafortunadamente usted y su pareja no se ponen de acuerdo, el divorcio se llevará a cabo por el procedimiento contencioso, que es más costoso y lento que los divorcios de mutuo acuerdo; para lo cual necesitará un profesional con experiencia que puede asesorarle durante el proceso y defender sus intereses frente a los de su pareja.

¿Puedo separarme aunque mi cónyuge no esté de acuerdo?

SÍ. Tras las últimas reformas en la materia, basta con que uno de los esposos no desee la continuación del matrimonio para que pueda solicitar la separación o el divorcio, sin que el otro pueda oponerse a la petición por motivos materiales, y sin que el Juez pueda rechazar la petición, salvo por motivos procesales.

¿Tengo que alegar alguna causa para divorciarme?

No. Han desaparecido los listados de causas de separación o divorcio. La simple voluntad de uno de los cónyuges de no continuar con el matrimonio es suficiente para poder obtenerlo.

¿Cómo se tramita la separación matrimonial de mutuo acuerdo?

El procedimiento se inicia con la presentación de la demanda por ambos cónyuges conjuntamente o sólo por uno con el consentimiento del otro.

Dicha demanda debe ir acompañada de un convenio regulador – documento en el que se detallan las medidas que regularán en el futuro la guarda y custodia de los hijos, el régimen de visitas, las pensiones alimenticia y compensatoria y el uso del domicilio familiar, entre otras- firmado por los esposos, y en el que deben ratificarse -firmar- posteriormente ambos cónyuges en el Juzgado.

¿Qué es la pensión compensatoria?

Es la compensación económica a la que está obligada un cónyuge respecto al otro si, en el caso de separación o divorcio, se produce un desequilibrio económico o un empeoramiento del uno respecto del otro. Dicha compensación será independiente del régimen económico matrimonial elegido (separación de bienes o gananciales) así como no tiene ningún tipo de relación con la pensión por alimentos en favor de los hijos.

Dicha compensación puede tener un carácter temporal o por tiempo indefinido, así como también puede ser una prestación única; debiendo estar siempre reflejado bien en el convenio regulador o mediante resolución judicial que lo determine.

1
Hola, bienvenido a Miguel Rincón Abogados
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by