El Tribunal Supremo ha avalado la legalidad de las asociaciones de consumidores de cannabis de forma compartida, ya sea con fines terapéuticos o lúdicos, entre sus socios.

Las asociaciones de consumidores de cannabis (coloquialmente conocidos como “clubs” de cannabis) son organizaciones sin ánimo de lucro creadas dentro del derecho de asociación recogido en el artículo 22 de la Constitución Española y desarrollado en la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación.

Por último indicar que la legalidad de este tipo de entidades ya ha sido ratificada por los tribunales españoles, que se encuentra amparada por el Tribunal Supremo mediante una amplia jurisprudencia y doctrina sobre el uso compartido del cannabis

¿Cuáles son los requisitos para consituir un club de cannabis?

Aunque con carácter general los requisitos no varían respecto al procedimiento de una constitución de una Asociación cualquiera (Estatutos, acta de constitución, inscripción en el registro autonómico correspondiente, etc…) es cierto que para este tipo de entidades se han venido exigiendo algunos requisitos adicionales, como son el certificado de antecedentes penales de los socios fundadores.

Además, dadas las peculiaridades en la actividad de este tipo de asociaciones, los locales donde se constituyan deben tener especial cuidado a las exigencias que en cada municipio se establecen para los horarios, requisitos sanitarios, ruidos, iluminación, etc…

¿Quién puede pertenecer a un club de cannabis?

En ellas puede asociarse cualquier persona mayor de edad y consumidor de marihuana, y son entidades que se abastecen (mediante su plantación o compra) y distribuyen la marihuana entre sus propios socios en un ámbito privado, círculos cerrados en los que no se alcanza a terceras personas, reduciendo los riesgos asociados a comprar marihuana en ambientes marginales.

¿Es legal consumir marihuana en España?

Es importante tener en cuenta que el consumo de marihuana no está penado en España, por lo que no es ilegal su compra o fabricación siempre y cuando se entienda que se realiza para un consumo particular. Por ello los socios de una asociación de consumidores realizan un acuerdo colectivo de consumo compartido, de forma que las cantidades correspondan a una previsión de consumo del colectivo, considerando la cantidad de cannabis que consume cada usuario.

En Miguel Rincón Abogados somos un despacho de Jaén joven e independiente, teniendo como objetivo aportar valor a nuestros clientes mediante estrategias legales innovadoras y de éxito. Si deseas, puedes consultar tu caso gratuitamente y en línea sin ningún compromiso, o bien a través de nuestro formulario de contacto, o bien en nuestros teléfonos y mail de contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s