Por desgracia, no existe un criterio unánime en nuestros tribunales, aunque poco a poco el Tribunal Supremo ha ido aclarando que el nacimiento de un nuevo hijo puede, en determinados casos, ser causa de reducción de pensiones de alimentos anteriores.

En principio no es una causa suficiente para reducir el importe de la pensión, ya que habrá que ver el caso concreto y ponderar si el aumento de las necesidades familiares es relevante, y por otro, la exigencia de que no se ponga en peligro la subsistencia y educación de los descendientes que tienen reconocido su derecho de alimentos.

¿Qué supone esto? Pues que para la reducción no basta con acreditar el nacimiento, sino que también es necesario valorar la capacidad económica de la nueva unidad familiar.

Como ya dijimos en nuestra consulta sobre alimentos,  se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica, además de la educación e instrucción del hijo menor de edad y del mayor de 18 años.

Si deseas, puedes consultar tu caso sin ningún compromiso a través de nuestro formulario de contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s