La condición de heredero no se puede vender, sino que lo que se vende es el derecho o porcentaje sobre la herencia o los bienes que la componen. Así surge la siguiente distinción entre:

  • La enajenación de BIENES HEREDITARIOS CONCRETOS que forman parte de la herencia y se venden como un bien determinado.
  • La venta del DERECHO HEREDITARIO como una universalidad, donde su objeto está por determinar pues lo conforman todos los bienes que integran la herencia o la participación en la herencia del enajenante. En tal caso, el heredero acepta la herencia y antes de realizar la partición o la adjudicación de bienes, y vende el caudal relicto como una globalidad, comprendiendo todos los bienes estén o no determinados o relacionados, pues quedan transmitidos todos los integrantes del derecho del heredero con independencia de que se conozcan o enumeren.

Si deseas, puedes consultar tu caso sin ningún compromiso a través de nuestro formulario de contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s