La Ley no establece la obligación de comunicar el embarazo en una fecha concreta. Sin embargo, es conveniente que se lo comuniques a la empresa si en tu puesto de trabajo existe algún riesgo para tu salud o la del bebé durante el embarazo, de modo que la empresa adopte cuanto antes las medidas oportunas en materia de prevención de riesgos. Además, deberás informar a la empresa para poder solicitar los permisos para los exámenes prenatales y/o preparación al parto.

No obstante, no es conveniente comunicarlo con carácter previo al inicio de la prestación laboral o en los procesos de selección para acceder a un puesto de trabajo.

Si deseas, puedes consultar tu caso sin ningún compromiso a través de nuestro formulario de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *