Si, los gastos que se produzcan en su demanda contra la entidad financiera con motivo de la cláusula suelo, siempre que estén destinados a su eliminación o minoración, se consideran incluidos en el concepto “gastos derivados de la financiación ajena con la que se ha procedido a adquirir la vivienda habitual”.

Estos gastos incluyen las asistencia del abogado, procurador y tasa judicial, siempre y cuando estén acreditados mediantes las correspondientes minutas y justificante de liquidación del impuesto.

El límite total de esta deducción es de 9.040 euros anuales por lo que podrán incluirse este tipo de gastos que no superen este límite.

Si deseas, puedes consultar tu caso sin ningún compromiso a través de nuestro formulario de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *