Podemos definir una cláusula suelo a toda aquella cláusula que dentro de un préstamo a interés variable (normalmente hipotecario), establece un límite mínimo por el cual el por mucho que baje el interés de referencia, el consumidor siempre pagará un tipo fijo, llamado suelo.

clausula-suelo

Según el Tribunal Supremo, una cláusula suelo es nula y, por tanto, se puede reclamar siempre que se dé alguna de estas tres situaciones:

  • Que exista una cláusula suelo y no exista cláusula techo, o bien que esta sea desproporcionada
  • Cuando no hubo oferta vinculante, previa a la firma notarial, o no se te informó debidamente
  • Cuando ha habido falta de transparencia por parte del banco.

Si deseas, puedes consultar tu caso sin ningún compromiso a través de nuestro formulario de contacto.